juego de ajedrez en la política italiana

Ha pasado tiempo desde que Il Cavaliere, gracias a la compra de 3 tránsfugas, consiguiera superar la moción de censura en el Congreso y la moción de confianza planteada en el Senado. Después de las revueltas que convirtieron la capital  en una escena de la clásica película Roma Citá Aperta, y continuó en otras ciudades de ese país tan maravilloso, que poco a poco tiende a quedar en ruinas, y no precisamente para deleite de los turistas, sino más bien para tristeza de sus habitantes y de los amantes del país de la bota.

Y qué ha ocurrido después? pues bien. En apenas 10 días, el partido que formó Fini, el Fli, con la salida de los tránsfugas de su formación que concedieron el apoyo al actual gobierno, han buscado la creación de otra “gran coalición”, formada por su formación, los tibios demócrata-cristianos y el movimento per la autonomia del sud, un partido de tinte autonomista que formaba alianza con el Popolo della Libertad en las circunscripciones del sur.

Y la izquierda? dónde está en todo esto? El principal partido de la oposición, el Partido democrático, sigue sin encontrar el norte, y su escasa capacidad de conseguir alianzas con otros partidos de centro izquierda (por el simple hecho de que los demás partidos de izquierda que se quedaron fuera de la coalición del Pd no obtuvieron representación parlamentaria) . Una tímida posibilidad de creación de otra gran coalición que haga frente al Terzo polo, sería un nuevo Ullivo (la coalición que alzó a la presidencia del Consejo a Romano Prodi en 2006), aunando las fuerzas con la nueva esperanza de la izquierda Vendola.

Y Berlusca? viendo cómo se ponen nerviosos todos sus contrincantes y adversarios políticos, mientras recompone su gobierno y se ocupa de asegurarse la estabilidad parlamentaria y el apoyo de Bossi y su partido la Liga Norte. Por cierto, preocupado por los fichajes de su equipo de fútbol, reorganizando la programación de las televisiones públicas y privadas a su disposición, reduciendo libertades y derechos, y dejando caer el PIB a mínimos históricos en Italia, mientras que la deuda crece y crece y crece, aunque no se diga nada en los foros internacionales.

El último sondeo tan sólo anuncia una reducción de intención de voto al 35%, una caída en el liderazgo de Il Cavaliere en 3 puntos respecto a Noviembre, y teniendo en cuenta todas las posibilidades de cambio de fichas, alianzas, apoyos y tránsfugas, las fuerzas políticas italianas no conseguirían acercarse a menos de 3 puntos del líder del Milán AC.

Y los ciudadanos? Revueltas, disturbios, protestas, manifestaciones que poblaron las principales ciudades italianas en los siguientes días a las mociones. Enfado,

 

malestar, desidia y desesperanza ante la situación que observan y sufren. Así se dibuja el perfil de los indecisos y sus últimas opciones de voto.

Juegos de ajedrez, cambio de peones por alfiles, enroques de fuerzas basadas en posicionamientos ideológicos y otros auténticamente pragmáticos, otros quizá con intereses más espúreos. En cualquier caso, juego de ajedrez en los que los alfiles siguen siendo los mismos, el rey continua siendo el rey y se están peleando las reinas, y las torres. Mismo tablero, mismas fichas, ningún cambio. Mientras tanto, el Coliseo arde en su interior  y espera salir de esta República liderada por un Tirano (en la concepción del siglo XXI). 

 

Trackbacks

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s