luchar contra el adversario desconocido

Probablemente hoy no sea el día más indicado para hablar de estos personajes, pero sí para lanzar una reflexión más allá del afán y del interés mediático del día.

Sun Tzu describió y analizó todas las variables imprescindibles para ganar una batalla. Pero en todo su escenario hallamos una constante; la necesidad de un enemigo, de un ejército enfrente con el que combatir. El arte de la guerra pues, quedó un tanto anticuado con la famosa guerra de guerrillas ya que planteaba un enemigo móvil, cambiante y difuso. Pero quedó aún más en desuso su teoría tras el 11-s. El adversario desconocido, el enemigo sin rostro es, seguramente, el peor rival con el que podamos enfrentarnos. Eso le ocurre a Karim Benzema, quien no compite contra ningún delantero conocido, sino simplemente con quien no está. La negativa de la presidencia del Madrid a contratar un tercer delantero, obliga a Mourinho a jugar con un sólo punta, lo que implica una disputa por el único puesto de 9 en el 11 titular. Así pues, lucha contra el 3 desconocido. Con aquel que le pueda quitar el puesto una vez no cumpla con lo exigido. Llorente, Rooney, Tévez… quién sabe y eso es lo peor.

Y es que luchar contra lo desconocido genera una incertidumbre difícil de manejar para quien debe asumir la responsabilidad. Salvando las distancias y con todas las cautelas que se deben tomar, a nuestro Presidente de Gobierno le ocurre algo similar. Si, él si tiene adversarios conocidos e identificados, pero no a todos. El líder de la oposición ha decidido trascenderle, no hace oposición, simplemente espera a que el poder caiga de su lado como fruta madura. Mientras entre sus filas, ya se habla del postzapaterismo, aunque en el día de hoy, esta especulación pueda verse en entredicho. Pero quién encabeza esa línea? si es que la encabeza alguien y si es que existe? No se sabe. Igual que no se sabe ese gran enemigo de la crisis económico. Se conocen las causas, los efectos, las consecuencias y algunas medidas paliativas, pero todo redunda en ese gran adversario que hemos denominado “mercado”, sin rostro, ni ideología, ni intereses… o sí. Mercado y crisis a las que se ha agarrado Mariano Rajoy para hacer su oposición, mercado y crisis contra las que lucha el gobierno de España y todos los gobiernos europeos, pero nadie le pone cara ni le planta cara, simplemente buscan lavar la propia.

Al final, el adversario desconocido nos deja contra el peor enemigo que podamos tener; uno mismo. Zapatero tiene que luchar contra si mismo si quiere salvar su gobierno, la crisis y las próximas elecciones, al igual que Benzema tendrá que luchar contra su apatía y desidia si no quiere ver cómo un desconocido hoy le quita su puesto mañana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s